Sólo nada el nadador, porque nunca nada el suicida.
Sol o nada es su elección en el océano de seres.
O sea, no quiere ser ese que es.

viernes, 14 de agosto de 2009

Las mil caras del gato


Se sienta junto a la ventana para ver los pájaros que pasan volando. Los observa y se agazapa; nunca estuvo cerca de ninguno, pero su instinto le dice lo que tiene que hacer.

Pasa horas durmiendo y lo único que cambia es el lugar o la posición. A la mañana es en la cama, a media mañana está sobre el escritorio al lado de la computadora, a la tarde se acuesta en el banquito y a la noche otra vez en la cama. Cuando hace frío y estoy trabajando, me pide para subir a mi falda, pero no dura mucho porque quiere apoyar su cabeza en mi brazo. Entonces cuando lo muevo para escribir, se enoja, me muerde y vuela.

Durante la mañana, cuando estoy en casa trabajando, de repente escucho un alarido lastimero. Es la señal. Me levanto, lo busco en la habitación, donde lo encuentro acurrucado; me acerco para tocarlo y sale corriendo. Ahí comenzamos con el juego de la pelotita de papel metálico. Se agazapa en la puerta del baño, espera la pelota y la ataja o salta sin agarrarla; entonces la busca, viene corriendo y me la tira cerca para volver a la misma posición anterior.

Si tengo que salir, a medida que me visto voy y vengo de la habitación al comedor, del comedor a la habitación y siempre que me doy vuelta está atrás acompañándome o después de bañarme, me lo encuentro en la puerta esperando a que salga.

Es tierno, es juguetón, es caprichoso, es irascible, es mordedor, es mi pequeña pantera.

8 comentarios:

Marta Mena dijo...

es un personaje ese gato de novela de poe! le puedo presentar a la gatita que me visita por los techos.... claro, ella no puede bajar de allì , por mis chicassscaninas. jajajaj. besos, buen finde

Anónimo dijo...

yo creo que lo que añora el gato es la libertad!!, mira por la ventana y desearia explorar el mundo, moder un poco de pasto para purgarse, andar por algún techo, esta super embolado pobre!!!!

Anónimo dijo...

La verdad es que la vida del gato se adapta perfectamente a nuestra vida: si vivís en un depto. él se adapta, si vivís en una casa también. Por supuesto que les gusta retozar, ¡a quién no! Pero su vida a nuestro lado es placentera y calentita, y si no que te lo digan los ronroneos que te hace cuando llegás.
Convivo con nueve felinos en una casa. Algunos de ellos pasean por los techos, otros se quedan en casa sin trasponer siquiera la medianera y todos hacen la siesta al sol y pasan la noche en mi cama y aledaños. Mis gatos fueron recogidos de la calle y viven felices en la casa, comparten su vida con cinco perras (también de la calle), tres tortugas refugiadas y tres humanos (entre los que me incluyo) que constituímos una feliz familia multiespecie en Villa Luzuriaga, casi casi el paraíso terrenal...
Un abrazo y un beso enooormes
Ana

Hombre de familia dijo...

Una prueba más que suficiente para demostrar que siempre necesitamos de "otro" para vivir.

Virna Köhle dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Virna Köhle dijo...

Es cierto, el gato se super embola. Por eso a veces lo llevo a lo de mi mamá, pero se estresa al ver otro gato.
Así que si alguien quiere donarnos una casa, será bien recibido. jajajaja

Fernanda dijo...

Yo tengo un gato y lo dono!!! jajja
a ver si Ana alma caritativa, acepta un gato mas, porque tengo uno de un añito y no lo aguanto mas, me ensucia todo el jardicinto con sus "amigos interiores" y no puedo abrir la puerta del patio del OLOR inmundo que deja!! que por mas que los junte el olor no se va!!, querida hijita , porque te hice caso,(es el regalo de navidad de mi hija), que ni bola le da, regalo gato urgente!, es gris, peludito, macho, muy lindo.

Marta Mena dijo...

A la señora que se queja de su gato, simplemente, càstrelo, se transformarà en el màs mimoso, ma`s parecido a un peluche que se pueda imaginar... Su hija deberìa haber hecho el regalito completo y sì, si, esla mejor mascota para dejarla sola, para incluso ir de vacaciones y que no perezca de tristeza (como si sucederìa con un perro). No se mi amiga Vir, dueña de este espacio suprimirà mi comentario por bestial, irracional y demàs, pero bueno, soy humana, y entiendo que estas pequeñas bestias no son domèsticas, necesitan su clan, su jefe de clan, tener sexo con cuantos otros de su especie lo puedan hacer, y encima, sus celos, en el caso de losmachos, son todo el tiempo, no como en el caso de los perros, cada seis u ocho meses. Encima, las gatitas hembras tienen celo cada veinte dìas, y no se corta de undìa para el otro, simplemente va en descenso y vuelve a arremeter con todo... apechugar, y castrar, si querèis tener un gato sin pasar por estos malos tragos que son sòlo su manera de seducciòn hacia la especie... y sus... mal que nos pese... costumbre.... jajajaj
un beso a todos... vir yo los amo tambièn, no me suprimas el coment, hay quienes los tiran a la calle, sufrientes, luego de haberles enseñado a comer de su mano, indefensos... si por lo menos, esos que no entienden o soportan sus costumbren, los castrasen, no habrìan quien tirara el gato por estos motivos, no te parece?? mil besos amiga!!!