Sólo nada el nadador, porque nunca nada el suicida.
Sol o nada es su elección en el océano de seres.
O sea, no quiere ser ese que es.

domingo, 1 de marzo de 2009

Mi esencia sangrienta

Está lloviendo y la noche está afuera esperándome. Quiero ser otra vez la persona que fui hace mucho tiempo. No más joven, sino alguien que confía en todas sus fuerzas y en todos sus sentidos.
El cielo se oscurece y ya estoy por salir. Tengo que moverme con cuidado, porque cualquier individuo es altamente peligroso, con actitudes imprevisibles y pensamientos incontrolables.
En cuanto mi piel siente la oscuridad, me vuelvo feroz e insaciable. Necesito despedazar un cuerpo para saber que mi poder es superior a cualquier débil humanidad, mientras el sabor de la sangre se inyecta en cada poro de mi ser, y lo nutre de mayor sabiduría y de plenitud vital.

2 comentarios:

Plumas dijo...

Lo mejor es ser un peligro para el resto. Te dije que quiero ser asesina serial? alabado sea el amo VOldemort jajaja esa frase no era para ponertela a vos XDDD

Pandora dijo...

virna! me encanta como escribis, estuve leyendo varios y la verdad que barbaroo. muy morboso, cosa que me interesa un monton jaja. me hace acordar de cuadno nos traias cosas escritas por vos a la clase!
te mando un beso enrome pandora